15 diciembre 2005

Palabras que se han de silenciar

¿Qué es lo que hace silenciarnos? ¿Qué es lo que hace que no deseemos hablar? ¿Qué es lo que acalla nuestra garganta ávida por gritar? Una palabra dicha en un momento inadecuado... Una palabra dicha con más desprecio que de costumbre... Una palabra.... Palabra... Palabra....

Las palabras son solo Palabras, sí, es cierto, pero se clavan en el alma como el más afilado de los cuchillos... Con la misma fuerza que los clavos que te atan... Con la misma potencia que un martillazo...

Dicen que las palabras matan.... Qué razón tienen... Palabras armadas que deberían ser prohibidas pronunciar entre amigos... Palabras.... Palabras.... Odiadas palabras que desangran poco a poco y no paran hasta que te ven en el suelo con la mirada perdida....



Miradas que ven demasiado... Tal vez... Puede que tengas miedo de que mis labios formen las palabras que temes tanto... Tal vez... Palabras que relatan tus sueños y ansiedades de libertad... Tal vez... Palabras que te recuerden los deseos... Tal... vez...

2 comentarios:

Vassago_ dijo...

Palabras, al fin y al cabo, cuchillas como de hielo que arrastra el viento y nos descarnan. Palabras, como caricias, caldas y suaves. Palabras, volátiles como humo de cigarrillo o eternas como losas. Palabras narcóticas, adictivas, aniquiladoras. Pastillas de menta para el alma. Veneno. Muerte y resurrección.

Al fin y al cabo palabras, que convierten a los silencios o bien en duros síndromes de abstinencia, o en la trágica quietud que acompaña a la desaparición del dolor.

Palabras... silencios.

Al fin y al cabo, nosotros.

Perra Pelirroja dijo...

Palabras que hieren y cuyo dolor no se lo lleva el viento, que hacen una herida que tu lengua no acabe de lamer jamás, que te haga llenar jarras de lágrimas que recorren tus mejillas... Palabras que dichas por tí hacen resucitar el alma que cayó al suelo que se creía que nunca despertaría....

Eso es lo bueno y malo de las palabras... Palabras que se dicen con una caricia mientras suspiro apoyada en tu hombro... Palabras que medioborran las que deseas que se lleve el viento...