10 agosto 2006

Recuerdos húmedos

Esta noche, postrada en mi lecho, mis dedos recorrerán caminos que has dibujado en mi piel. Recuerdos de tu lengua, de tus dedos que impunemente han abierto vereda oculta. Vereda por mis labios ardiendo apasionados. Vereda que sigue por mi cuello largo por ti dibujado. Pasa por las dos montañas gemelas que conviertes en volcanes mojados por tu lengua. No para hasta llegar a la depresión de mi vientre que se abre a ti hasta el Monte de Venus. Humean mis labios y mi lengua...

Me abro a tus manos que buscan dentro de mi. Me retuerzo con tu recuerdo. Palabras enjauladas entre los dos. Te echaba de menos. Me cuesta decir adiós... No te olvido... yo a ti tampoco...

Alzo mis caderas. Quiero más. No pares... No me dejes así...

3 comentarios:

"Sobri" dijo...

Tan húmedos que en mi cama me tiemblan los huevos de placer...

AVATAR dijo...

Precioso, preciosa. No te conocía pero te seguiré leyendo con cada vez más interés. Me gusta como escribes.

Saludos

juanyalex dijo...

Hermosos relatos, ya es la segunda vez que te visitamos y estamos encantados...
Un placer leerte cada vez que te visitamos...
Estás en nuestros links...
Slds