09 octubre 2006

Desvarios

Cada una de las personas que se cruzan a mi paso, lo siento, es analizada y comparada contigo... Demasiado bajo. Demasiado alto. No tiene tus ojos... Siempre es igual.

Echo de menos tu voz. Echo de menos tu tacto. Echo de menos tu forma de mirarme... Echo de menos como me amarrabas para darme la libertad...

Eres, y siempre serás, mi Amado Nawashi, aunque hayas dejado huérfana, sin Amo, sin Propietario, a esta dorei que no entiende porqué te marchaste...

Miro, pero en el interior de mi ser se que no puedo, por intentar visualizar a otro que pueda tenerme como Tú. Miro a los lados siempre que paseo, pero ninguno se puede ni acercar a lo que representas. Miro al cielo esperando que la Diosa te vuelva a traer a mí... Nunca entenderás lo que dejé al no tenerte...

Te sigo amando aunque sé que es mejor no hacerlo.

2 comentarios:

MoonSkin dijo...

no deber, tan solo es una frase puesta por la sociedad que poco a poco la hemos echo nuestra, para poner escusas ante los motivos aparente de nosotros mismos.

Cuando se ama a alguien con tremenda lucura, y aun asi eres conciente de que no deberias, por el simple echo , que el dolor es aun mayor que el veneficio de pensarle.

policaricus dijo...

El amor y la pasión, siempre toman caminos opuestos a la razón...
De mora...también, hoy, los besos.