29 enero 2007

caricias

Las caricias son como los besos, que siempre llegan las primeras de unas manos cuando menos lo esperan. Pero las esperas se hacen infinitas cuando es algo agradable lo que se espera... y si no, la falta de tiempo, aunque sean eternas, siempre te parecerán cortas. Cortas, si, como las carreras de caballo, que cuando Brezo lo hace son cortísimas... pero sus carreras son divertidas. Divertidas casi tanto como las charlas con mi querida Gata sin color, que últimamente hablo mas con ella... y puede que un día aúlle con ella a la Luna, que en breve será llena y estará en su máximo esplendor... que no Resplandor, que para películas de miedo ya tengo bastante con mi desasosiego al hablar con Él, como lo tengo cuando el Espejo está molesto conmigo. Y creo que ambos tienen algo en común aparte de la facilidad de enfadarse conmigo..

1 comentario:

Labrador Negro y Gato Blanco dijo...

Creo firmemente que deberias tirar ese espejo, que con tanta facilidad se enfada contigo, y deberias buscar tu reflejo en los ojos de aquellos que te queremos... ya te dije una vez como te vemos aquellos que no necesitamos que tu espejo nos diga como eres...