09 marzo 2007

sentir

Siento tu mano en mi espalda. Con solo un dedo la recorres logrando hacerme soñar.

El vello de mi espalda se encrespa. Sabes como conseguir hacerme llegar a la Luna como nadie antes logró. Hasta las sabanas en las que ambos, mi tú y tu yo, reposamos se empapen de nuestro sudor, tuyo y el mío.

Después de ese dedo en mi tuya espalda dibuja mi tuya lengua un corazón, inexactamente exacto, perfecto como sólo lo sabes tú.

1 comentario:

disgresor dijo...

Con mis manos en tus espalda
cogeré impulso
para poner la luna
a la altura de tus ojos.