24 diciembre 2006

... Y vuelan mis deseos, siendo cada vez un poco más reales... Estás aqui, a mi lado, conmigo... Me miras, te miro, nos miran... Es tu mano la que se pone sobre mi rodilla, es mi mano la que te acaricia el brazo, son las miradas ajenas las que nos tocan... Nos envidian, no les acemos caso, eres tú el que está a mi lado, soy yo la que no se distancia. No hay nada más para nosotros realmente...

El escote de mi blusa entreabierta acaricia mis senos. Acompañame al lavavo, por favor, que hay algo dentro de ella que me arde. Tu mano desabrochando mi blusa, tu mano abriendose camino debajo de mi falda, gemidos ahogados mientras tu corazón se esconde en mi cueva mientras son tus labios de bebe se intenta alimentar de él.

Me haces daño. Me gusta. Te gusta. Eres el amo de este tu reino. Geografía estudiada en cada momento. Las cordilleras. Los montes. Los lagos. Los ríos que haces aparecer como el Guadiana para acabar siendo el mar que ambos disfrutamos...

Déjame ver tu lanza. Déjame acariciarla. Déjame adorarla como se que le gusta. No podemos hacer ruido. Los textos tan estudiados por nosotros no puede superar el nivel de un gemido. Me deseas como yo a tí...

Somos dos náufragos en el paraíso, nuestro... Mas sabemos y aprobamos
que no solo es para nosotros dos... No hay celos. No hay imposición. Sólo la libertad de estos momentos es lo que lo hace distinto. Quiereme. Te quiero...

3 comentarios:

Pervertido dijo...

Feliz Navidad, peliroja.

8X

disgresor dijo...

Cuando te leo no puedo evitar sentir que inicio un viaje dentro de ti...

...Y me da mucho placer no poder evitarlo.

policaricus dijo...

Besos...perrita!!!