04 diciembre 2006

Esperare

En mi piel llevo tu aroma, acariciándome como antes lo hacían las yemas de tus dedos. Recorren cada poro de mi ser tu lengua haciéndome enloquecer.

Me huelo las muñecas que me agarrabas la última vez que coincidimos en tu altar... Y huele a ti.

Olisqueo el aire que me rodea... Y huele a ti.

Huelo cada parte de mi piel, dejando que mis dedos sean los que me traigan la esencia... y eres tú... es la tuya la que traen...


Te quiero, te necesito, te espero... te esperaré siempre... y tantos "te" que me dan miedo decirlos...

Busco entre mis sueños un solo momento en el que no estuvieras tú, como mi salvador, como mi protector, como mi mas fiel amigo... y ninguno he hallado con tu ausencia... Gracias por estar siempre ahí

3 comentarios:

disgresor dijo...

Felices quienes guardan memoria de la persona deseada a través de todos sus sentidos.

Perra Pelirroja dijo...

Felices los que pueden hacer que quede su huella en alguien...

Gracias

Edwin dijo...

Felices aquellos que pueden sentir ese aroma, esas caricias, esos momentos... algunos debemos conformarnos con un dia... un solo dia de sonrisas... y 364 de recuerdo... sin recordar aromas, sin recordar caricias... pero imaginandolas y sintiendolas como si fuesen reales...
Como bien dices... tantos "te"... y ninguno de ellos puedo pronunciarlo en voz alta sin escandalizar a aquellos que me rodean... te quiero, te anhelo, te añoro...