25 enero 2007

Sueño de Deseo

Dormida siento manos que acarician mi cuerpo. Manos que me recorren por entera, haciendo que me deshaga en ellas, sintiendo que estoy sin fuerzas.

Son sus manos las que me hacen fuerte. Son sus caricias fuertes... No me puedo resistir... Entras en mi cuerpo. Juegan con las caras interiores de mis muslos. Juegan con mis senos que se abren paso hacia el cielo o el infierno dependiendo de como me mantengan.



Soy una perra. Soy una mujer. Soy un diablo. Juguete entre las manos que amenazan con romper a la muñeca que se retuerce, gimiendo, gritando... O sin más sonido que producen los dedos de las manos entrando su interior.

Dama valiente. Descastada. Maleducada. Miedosa. Pero siempre dama. Deseando que desees sacar de mi interior todo lo que deseas...

Son las manos las que me atan al placer... Son las manos que me mecen entre ellas...

1 comentario:

disgresor dijo...

Adoro este post. Ahora si eres tu, dulce y sensual perra. Te deseo.