04 febrero 2007

Cadenas

Encadéname en tus brazos con la fuerza de siempre. Deja libre a mi lujuria. Haz conmigo lo que desees. Déjame hacer contigo lo que sé que deseas. Dame la libertad de ser tuya para siempre, que lavaré las cadenas con mi sangre.

Que el frio de tu espera sea el único que me des. Que el fuego de mi deseo siempre no sea el único que sienta en mi piel. Átame en las patas de mi cama que nada me dará más placer que el guardar tu reino...

No quiero nada más de tí que el saberme tuya. No deseo más de tí que el hecho de que sepas que siempre seré fiel en tus palabras.

2 comentarios:

Chica Simple dijo...

"Mis metas"

"Quiero amarte sin absorberte,
apreciarte sin juzgarte,
unirme a ti sin esclavizarte,
invitarte sin exigirte,
dejarte sin sentirme culpable,
criticarte sin herirte
y si puedes hacer lo mismo por mi,
entonces, nos habremos conocido verdaderamente
y podremos beneficiarnos mutuamente".

Virginia Satir

Perra Pelirroja dijo...

Hermoso comentario, Chica simple... Cada día me (de)muestras que no eres tan simple...