03 febrero 2007

miedo

Tengo miedo al saludo nunca respondido. Temo perderte como a tantas otras personas que marcaron mi vida. Eres demasiado importante para mí, como para perderte en un cúmulo de evidencias que no se desean ver por mí, por tí...


Te doy todo lo que pides hasta más incluso, bucando en tu mirada que es lo que quieres...

Pídeme e intentaré traerte la Luna como ofrenda ante tí...

2 comentarios:

Chica Simple dijo...

Me has hecho pensar... A veces creo que el problema está en eso, en quererlo dar todo, en servirnos en bandeja, en mostrar lo que hay y hasta lo que no hay.

Aunque yo no sigo nunca los consejos, vive sin miedo, aunque me consta que a veces no podemos evitarlo. El miedo no es un buen aliado pelirroja, nos hace sentirnos vulnerables y subestimarnos.

Besillos.

MoonSkin dijo...

Calidas palabras escritas con la roja tinta de la sagre que corre por nuestras venas, calidas palabras escritas con los ojos cerrados haciendo que se amplifiquen, pero sinceramente, que conseguimos con dar todo a la persona que amamos con todo nuestro ser, retenerla? o dejar que se acomode en su escondite, y que simplemente salga, a deborar nuestros sentimientos?

un beso cielo