25 julio 2006

Recuerdos

Me encanta pasear por este callejón, aunque suela parecer lo contrario. Miro las paredes que lo distancias a la vez que lo acercan de todo. El charco en el suelo, siempre lleno, es mi espejo particular. Miro mis estilizadas patitas de perra callejera pero con clase, el flequillo que cubre levemente mi mirada, mi morro algo chato. Me gusta conversar con él...



Mi espejo, aquel que me dice lo hermosa que estoy, lo horrible que me estoy quedando, lo bien y cautivadora que me sienta ese collar de perra... porque perra soy, perra pelirroja que cada vez ladro menos.

Un amigo mio, perro, muy perro, encantador, me dijo que tenía que admitir como soy... Mala, perversa, cruel... y la Tentación. Sí, sí, la tentación que se apoderó de mi cuerpo canino como un diablo se apodera de un cuerpon humano. Me imagino que él sabrá mucho de todo, al menos de mi, pues me conoce mejor que yo misma. Y tiene razón. Soy mala. Soy perversa. Soy crule. Soy mil cosas más que no las digo porque deseo que quién me vea pueda sorprenderse.

Mmm... hacía días que no paseaba por aquí. Hacía días que no dejaba que mis desnudos pies lo acariciaran con su pelo suave... y me gusta que no me haya regañado... Miro a las ventanas que miran a mi callejón. Miro los tejados que bordean a mi callejón. Miro... Miro... Y no la veo. Falta algo. Falta la gata sin color pero con cola. Me falta ella... Ella que me seguía por los tejados en mi deambular. Ella que me decía por donde debía ir. Ella a la que seguía. Ella que bajaba a la calle o me hacía subir a sus tejados y pasabamos las horas, día tras día, hablando y criticando (unas veces de forma constructiva y la mayoría destructiva) a los demás, y de toda la vida en general y en particular, sin poder decir donde estaba/está la separación de todo.

Lo cierto es que de todas las cosas que me rodean es a La Gata a la que echo en falta. Todo lo que había antes, todo lo que me interesara que estuviera, está... Todo menos ella. Las lágrimas de esta perra pelirroja caen acalladas...

4 comentarios:

El caballero de la canoa dijo...

Ya sabes como son las gatas, van y vienen pero esta es de las que vuelven...cuando quieren...pero vuelven

;************

Perra Pelirroja dijo...

Ya lo se... Y se que volverá cuando quiera... Pero eso no hace que la eche de menos, no crees?

Anónimo dijo...

aun dudas mi kerida perra k ande cerca de tu irresistible olor a moras? aun dudas,mi perra adorada k eche de menos lamer tu suave pelaje? aun dudas mi perra?

Perra Pelirroja dijo...

Mi querida anónima, no dudo, pero si echo de menos. Echo de menos tus lamidas. Echo de menos poder lamerte a ti. Echo de menos todos los eflúvios que destila tu piel.